HISTORIAS DE PALACIO EN CONFINAMIENTO

Capítulo 5. Valores Tondón

Tras examinarla, el médico dijo que seguramente, le había dado una bajada de tensión y que no será nada grave. Le recomendó una analítica completa.

Como ella no dejaba de mirar como si no le entendiese, el médico se dirigió a la chica del hotel como buscando una señal.

-Disculpe, doctor. No se vaya aún. No sabemos quién es esta señora. Ella tampoco lo tiene muy claro. Parece aturdida, pensábamos que era un huésped que venía de algún evento, mire su ropa… Y me acaba de decir que nació hace cuatro siglos. Necesitamos un especialista.

-Le sugiero en ese caso que busque a alguien enseguida. Perdone, pero yo no puedo hacer más y he de irme. Puedo en todo caso, recomendarle a alguien de la zona y lo contacta usted.

-Gracias, doctor. Deje el contacto ahora en Recepción antes de irse, por favor. Y usted, venga conmigo abajo, le voy a presentar a la familia Tondón.

-¿Son nobles? pregunta la reina de la torre inglesa.

-Bueno… algunos sí, otros no tanto. Es una broma. Son nobles todos, pero de corazón. Es que ya no se lleva el título nobiliario en este siglo, somos plebeyos la gran mayoría. Soy Carmen, que no nos hemos presentado. ¿Usted cómo se llama?

-Anne… Me llamo Anne.

-Bien, reina Anne. ¿Bajamos?

Mientras bajaban desde la segunda planta, Carmen le iba contando la historia del hotel, para intentar distraerla. La cara de Anne tenía una expresión muy grave de preocupación.

-El hotel abrió en junio de 2018. Tenemos 33 habitaciones, distribuidas en tres partes: dos son de su siglo, en la piedra de arenisca y las modernas son las de madera de este lado de aquí.

-De la torre, dijo Anne en voz baja.

-¡Eso es! Si al final, cuadrará usted muy bien aquí. No se preocupe si de repente la llaman “Anne” y la tutean enseguida. El protocolo va muy diferente hoy en día. Si es que todavía tenemos uno. Bueno, aquí en Tondón, la verdad que procuramos tener varios y he de admitir que cultivamos ciertos valores y un modelo de conducta.

-¿Cuáles son esos valores?

-Pues… la tradición, porque no podemos eludirla en esta pequeña comunidad, y la respetamos y enfatizamos. La innovación, concepto que a usted no le sonará de nada, porque es “nuevo”. Bueno, hay alguno más, pero el más importante es el factor humano, sin duda alguna.

-Entonces, aunque no la entienda del todo, sí capto que nuestros mundos tienen la misma esencia. Son los propios humanos los que confieren un determinado carácter a un lugar, ¿no cree?

Tras una breve presentación de Anne a todo el equipo Tondón, la mayoría se mostraba atónita, pero nadie se atrevió a decir que la historia de Anne no podía ser cierta.

 

(Continuará…)