Restaurante

y gastronomía Tondón

La línea gastronómica de Palacio Tondón, es la de una cocina actual, de contrastes, pensada para que el que la disfrute se encuentre con los productos y productores de la zona y conozca a través de nuestra gastronomía las historias que residen en los platos.

El entorno donde está ubicado el Palacio Tondón ofrece una riqueza culinaria y paisajes que permiten una propuesta coherente y variada, siempre con la mirada puesta en el territorio.

WINE BAR

El maridaje es una propuesta ideal por el entorno que se respira y la selección de los vinos pensada para que el cliente tenga el acompañante perfecto durante su estancia en el hotel. La carta es un destilado de las bodegas con gran solera, con destellos de modernidad y sin olvidar los grandes clásicos que hacen de la Rioja una de las grandes zonas vitivinícolas del mundo. Todo viene a culminarse con pequeños bocados, unión de lo solido y lo líquido en una liturgia para el placer, la conversación y la contemplación en la mesa.

ALMUERZOS Y CENAS

Tras un día de viñedos, tomillos y huertas, toca restaurar el apetito. Nuestra cocina respeta los productos del entorno y trata de ofrecer una experiencia plena para el comensal.

Una carta que se va adaptando a la temporalidad, divertida, sabrosa y con una técnica a favor del producto, reúne pequeñas joyas culinarias que cubrirán las expectativas del paladar más exigente. Una larga jornada solo merece un fin de placer.

DESAYUNOS

Hemos pensado en ti para el comienzo del día. Queremos que comiences la jornada con buen pie, de la mejor manera. Tómate tu tiempo, hemos ido sumando aliados para que puedas degustar propuestas singulares de proveedores únicos; panes, embutidos, lácteos, frutas seleccionadas y una carta ágil que te ayudará a despertar. Tranquilidad, silencio, vistas al Ebro y Viña Tondonia, un escenario de ensueños.

gastronomía

Espacio gastronómico

creado por Miguel Caño y Llorenç Sagarra

Miguel Caño

Miguel Caño, es un joven talento de la cocina a sus 32 años.
Lideró como Jefe de cocina durante 3 años los fogones de Mugaritz, uno de los restaurantes mas influyentes de los últimos años alrededor mundo.

Se ha formado en restaurantes de prestigio con estrella, en escenarios como Inglaterra, Cataluña y Pais Vasco.
Nació en La Rioja, la tierra con nombre y alma de vino, aunque amarrado a San Sebastián, al embarcarse a trabajar con Andoni y su equipo durante 6 años.
Viajero empedernido, ha tenido la oportunidad de cocinar y recorrer buena parte del mundo.
Se revela ante cualquier imposible y le atraen los desafíos que exigen talento para gestionar la dificultad.

Este 2018 arranca una nueva andadura en solitario con varios proyectos, entre ellos la Gastronomía entorno a Palacio Tondon junto a LLorenç Sagarra.

Llorenç Sagarra Garcia

Miembro durante 13 años del restaurante Mugaritz.
De origen catalán, emprendedor y lleno de compromiso, disciplina y convicción. Su carrera se formo en el mundo de la gastronomía en restaurantes, como Neichel **, restaurante “Les Tuileries” Francia y restaurante Mugaritz ** en Rentería.

En 2004 se incorpora a las filas de Mugaritz, donde comienza a ser líder en distintas partidas y se convierte en jefe de cocina y mano derecha de Andoni Luis Aduriz.

Siendo, el responsable de todos los eventos fuera del restaurante, asesoramientos gastronómicos, viajes, conferencias, congresos, cursos de formación, fotografía, audiovisuales, así como trabajando en la conceptualización de nuevos proyectos gastronómicos dentro y fuera de Mugaritz.

Arranca este 2018 con nuevos proyectos entre ellos la gastronomía entorno a Palacio Tondon junto a Miguel Caño.

Nuestro

jefe de cocina

David Mosquera

jefe de cocina

Es un joven cocinero menorquín de raíces andinas, formado entre las ascuas de uno de los mejores asadores del mundo, el restaurante Etxebarri en el País Vasco, en el cual se responsabilizó de varias partidas.

Inmerso en esta nueva aventura, David pasa a ser el Jefe de cocina del Hotel Palacio Tondon, donde basa su propuesta culinaria en una visión creativa de la tradición y el uso de ingredientes locales, aplica su experiencia y transmite la frescura de su juventud.

Poniendo sobre la cocina del hotel todos sus valores, de compromiso, dedicación, voluntad, exactitud, rigor y una gran afluencia de las técnicas adquiridas en su formación.