La voluntad construye el sueño

El pasado lunes, se celebraba en San Sebastián, por segunda vez consecutiva, la esperada gala de Guía Repsol, para nombrar a los nuevos soles de este preciado Sistema Solar.

La seguimos con mucha ilusión y queremos felicitar a todos los galardonados, haciendo un especial guiño al territorio, para dar la enhorabuena a nuestros compañeros de Restaurante Ikaro y Casa Masip. Felicidades por formar parte de la familia de los 545 soles que se pueden encontrar en la Guía.

El Restaurante Tondón consigue la distinción de “recomendado”, que nos hace especialmente felices. Claro que si esto es una competición acerba, tenemos que restarle importancia, porque no significa llevarse el premio. Sin embargo, lo vemos como un bonito juego, en el que este año, tuvimos que jugar como en una frenética carrera de obstáculos.

Aunque no es algo poco habitual pasar por una transición, no es tarea fácil perfilarse en el primer año de existencia con la dificultad añadida de construir o más bien, reconstruir un equipo. No todo el mundo encaja los cambios a la primera y la memoria del pasado puede llegar a pesar una temporada, pero la voluntad y el esfuerzo pueden con todo.

“De existir una moraleja a la supervivencia de una temporada alta en plena definición de los elementos que la componen, sería que la paciencia y la constancia llevadas a la práctica todos los días tienen el efecto buscado. No puedo estar más orgullosa del esfuerzo de todo el equipo actual, que usa ya el término ‘familia’”. (Ioana Ardelean, manager)

Mario Gorrachategui, jefe de cocina, es “un ángel caído del cielo”, tal como lo define el staff. O más bien, caído de Barcelona, con una vuelta entusiasta a su tierra natal para hacer magia. O simplemente, para cocinar y llevar las riendas de una cocina privilegiada.

Elena Corzana, sumiller, es otra incorporación fundamental, que ha hecho que la palabra “vino” tenga su hueco en todos y cada uno de los rincones Tondón.

No menos importante es la responsable de sala, Jana Salgado, con cada uno de nuestros jóvenes camareros, así como el resto de los integrantes de cocina, que demuestran habilidad y ganas de constante aprendizaje.

Somos afortunados y nuestro mayor premio del inicio de este 2020 es tener el equipo #yosoytondon, con todas las fibras de nuestro ser, que se merece el Palacio.

¡Gracias!

Seguimos… siempre.